Son un símbolo y su humor absurdo supone el pistoletazo de salida de nuestra programación, Abubukaka vuelve a Mueca por todo lo alto. Reducto Covacha es el nuevo espectáculo con el que pretenden indignar, enfadar y cabrear al personal. Una propuesta plebeya, chabacana, vulgar, basta e imperfecta que podremos disfrutar las tres noches del Festival en un escenario muy particular: el Campo de Fútbol El Peñón. Este enclave se convierte además en un espacio solidario con presencia de ONG’s y colectivos para los que el Festival busca conseguir recaudar fondos. ¿Preparados para reír? Entérate aquí de todo lo que quieres saber sobre Abubukaka y su canalla Reducto Covacha

¿Con qué sorprenderá Abubukaka al público de Mueca?

Pues con lo de siempre pero como nunca. Vamos con espectáculo nuevo como en los últimos cinco años y todos los sketches intentan sumar novedades pero manteniendo la esencia de lo que creemos que la gente espera de Abubukaka.

¿Qué es Reducto Covacha?

Podríamos decir que es la aldea de Astérix y Obélix.

¿Qué significa para Abubukaka ver que sus espectáculos son uno de los más esperados en Mueca?

Nos llena de orgullo y satisfacción… Cada año esperamos con mucha ilusión las fechas de Mueca para recibir toda la energía que transmite el festival.


No pares de reír con Abubukaka

Jueves, viernes y sábado 21:30 horas | Campo de Fútbol El Peñón 


¿Perciben el miedo por parte de programadores institucionales a programar en sus espacios a Abubukaka?

No… percibimos que algunos prefieren otro tipo de propuestas y punto, miedo no, gustos diversos sí.

A posteriori, ¿para qué les ha servido la polémica del Cristo?

Para publicidad seguro, positiva y negativa, y para motivación. Constatar que lo que hacemos le importa a mucha gente, para bien o para mal, nos motiva.

¿Qué significa censura en la jerga de vuestra compañía?

Por lo general… gente aburrida.

¿Qué es para Abubukaka el humor inteligente?

Un elitismo.

De todo lo que a diario pasa en España, ¿qué tema elegiría Abubukaka para un sketch?

De los que no salen en Reducto Covacha la centralidad del tablero, que viene a significar “Ni chicha ni limoná”.

¿Cuál es el siguiente proyecto de la compañía?

Estrenaremos espectáculo a mediados de 2019 y de aquí hasta allí alguna cosa más se nos ocurrirá.

¿Qué radiografía hacen del teatro hecho en Canarias?

No podemos ver todo el que nos gustaría porque prácticamente siempre nos coge actuando, pero de lo que conocemos creemos que lo que se aprecia en esa radiografía es que el teatro en Canarias sucede porque hay muchas personas tan locas como necesarias a las que una a una hay que decirles: Gracias.

¿Les cuesta mucho a Abubukaka dar el salto a la Península?

Darlo no, que sea rentable es otro tema. En los últimos años hemos actuado con asiduidad en el territorio peninsular y la experiencia ha sido muy satisfacctoria, pero económicamente sale lo comido por lo servido. Nosotros seguiremos saltando pero porque somos unos saltimbanquis.

¿Cuál es el recorrido que le espera a Reducto Covacha?

Esperemos que largo y florido. Por ahora intentaremos resistir ante el acoso de los romanos con la inestimable ayuda de nuestra poción mágica: ustedes.