MENÚ

«Nuestra intención es situarnos en la órbita de los espectáculos de mediano y gran formato que giran internacionalmente»

«Nuestra intención es situarnos en la órbita de los espectáculos de mediano y gran formato que giran internacionalmente»

Cambuyón comenzó a navegar en 2012. Una de sus paradas fue Nueva York donde atrajo el interés de público y crítica. El propio New York Times se dejó seducir por este espectáculo de danza y percusión con sello canario-catalán. El siguiente puerto de atraque es el Festival Mueca, con dos actuaciones para los días 13 y 14. Carlos Belda, director artístico del montaje junto a Jep Meléndez, analiza en esta entrevista las claves para permanecer cuatro años en cartelera.

– ¿Cuál fue el punto de partida del espectáculo Cambuyón?

– La fusión y el intercambio, tal y como hacían los cambuyoneros. Quisimos partir de la idea de que los viajes y, por tanto, los intercambios culturales han sido fundamentales en la evolución. Por eso, quisimos mezclar disciplinas artísticas (claqué, hip-hop, percusión corporal, voz, percusión musical…) zonas geográficas, y ritmos.

– Cambuyón se define como un viaje sonoro y cultural ¿hacia dónde llevarán al público que acuda a verlos en Mueca?

– Proponemos que nos acompañen en un viaje a través de la evolución de diferentes ritmos muy presentes en la cultura occidental. Partiendo de África visitaremos el Cloogging, originario de las Islas Británicas y que al viajar a EEUU se convirtió en el claqué que hoy conocemos. Una travesía hacia América que nos conecta con lo latino del Caribe, con el jazz, con la aparición del hip-hop y nos muestra cómo la mezcla de culturas nos ha llevado a la globalización actual que hace que en cualquier plaza de cualquier gran ciudad se puedan ver expresiones musicales y dancísticas similares.

– En Cambuyón confluyen artistas de Cataluña y Canarias ¿cómo se lleva a cabo esa colaboración?

– Nace del encuentro de Jep Meléndez, Josefa Suárez y Carlos Belda que, que tras haber realizado varios espectáculos juntos, deciden abordar un proyecto más ambicioso y con clara proyección internacional. Para ello, se decide contar con artistas que habían trabajado previamente con Jep. De ahí surge la idea de hacer una co-producción canario-catalana. El montaje tuvo lugar en diferentes etapas, entre El Sauzal y Sabadell. El espacio L’estruch de Sabadell es, junto con el Auditorio de Tenerife, co-productor de esta aventura.

¿Volverá a materializarse esa unión en un nuevo espectáculo?

– Tenemos algunas ideas en marcha para un nuevo proyecto pero hay primero que avanzar más con este. Nuestra intención es situarnos en la órbita de los espectáculos de mediano y gran formato que giran internacionalmente y en los tiempos que corren no es sencillo por lo que seguiremos insistiendo con el que tenemos actualmente durante algún tiempo más.

– ¿Cuáles han sido los ingredientes para que Cambuyón permanezca desde 2012 en cartelera en unos tiempos en los que las compañías apenas pueden hacer giras?

– Es un espectáculo de entretenimiento con un componente cultural de cierto interés. Tenemos un elenco de primer nivel y no tenemos barreras idiomáticas. Nuestra apuesta por la internacionalización ha sido decidida y eso lleva mucho tiempo. Para una compañía desconocida hacerse un hueco en el mercado internacional en los tiempos que corren es muy complicado, por lo que creo que la paciencia está siendo otro de los ingredientes fundamentales de este viaje.

– ¿Qué supuso para la compañía actuar en Nueva York y recibir grandes elogios de la crítica neoyorkina?

– En primer lugar, un espaldarazo artístico de primer orden. Salir en el New York Times a cuatro columnas, con dos fotos y abriendo el sumario general, es algo que muy pocas compañías españolas han conseguido y tiene un significado enorme en el mundo de las artes escénicas. The New VictoryTheater programa una selección de lo que ellos consideran lo mejor que está sucediendo en todo el mundo para que el público de Broadway pueda tener una visión más amplia del panorama escénico internacional. Tan solo formar parte de esa programación es ya un premio enorme. Luego te ayuda mucho a variar la percepción que los demás tienen de la compañía. No creo que hubiésemos llegado a Barcelona y Madrid de la misma manera sin haber pasado antes por Nueva York. Ahora lo que esperamos es que también fructifiquen los intentos que se están haciendo para tener una gira fuerte por los Estados Unidos

– ¿Habéis conseguido algo casi impensable para una compañía canaria: dar el salto a Estados Unidos. Sin embargo, la mayoría de las compañías de las islas se quejan de las dificultades que existen para poder actuar en la península ¿cuál crees que debía ser la solución?

– Intentar exportar sin tener un sector interno sólido es un error. El gran problema en Canarias es la falta de consolidación de un sector profesional que debe tener unas bases estables para su funcionamiento diario y por lo tanto para su crecimiento artístico y productivo. La tan cacareada idea de que nos sobra el talento y hay que exportarlo es de una miopía enorme. Si tenemos tanto talento porqué no somos capaces de desarrollarlo en buenas condiciones dentro de casa, porqué no se lo ofrecemos al turismo como un producto de calidad que nos diferencie. Hay que mejorar mucho en la realidad cultural del archipiélago para que la exportación se produzca de forma natural y no forzada por una visión colonial de la cultura (todo lo de fuera es mejor que lo de aquí), de la que se desprende que si gustas en el exterior tendrás reconocimiento en casa. También hay que consolidar las políticas de ayuda al transporte, que sean más claras y estables, como tienen otros sectores productivos que aportan mucho menos al PIB canario.

– Cada vez más proliferan montajes teatrales bajo el paraguas del circuito off. Sin embargo, las condiciones laborales de los actores en esas salas alternativas no siempre es la idónea ¿creéis que este tipo de teatro alternativo en el fondo fomenta la precariedad del sector?

– Hablar de circuitos o salas alternativas en Canarias siempre me ha hecho mucha gracia. Alternativos ¿a qué? Sin un circuito oficial estable, serio y sin teatros que sean algo más que salones de actos municipales, todo se convierte en alternativo u off. No debemos imitar estructuras de funcionamiento de realidades completamente diferentes o acabaremos por no saber quiénes somos. La precariedad del sector está en los teatros públicos principalmente. La existencia de cafés teatros y pequeñas salas donde los jóvenes actores puedan ir dando sus primeros pasos y se acceda a un público diferente de los teatros convencionales es maravillosa y lo sería mucho más si tras esa experiencia hubiera perspectivas claras de progreso profesional.

– Tras el Mueca, ¿cuáles serán los siguientes puntos de atraque de Cambuyón?

Este 2016 tenemos España en el punto de mira. Intentaremos volver a Madrid en otoño y empezar a abrir circuitos nacionales. Tenemos algunas cosas sueltas en Canarias y estamos organizando para 2017 una gira potente por Holanda y Bélgica.

Comparte

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram

2022 / MUECA Festival Internacional de Arte en la Calle de Puerto de la Cruz